Shop Mobile More Submit  Join Login
×

:iconyessakuradiva: More from YesSakuraDiva


More from DeviantArt



Details

Submitted on
July 28, 2011
File Size
8.6 KB
Link
Thumb

Stats

Views
299
Favourites
1 (who?)
Comments
2
×
PROTOTYPE 2: Murder your maker® es propiedad de Activision© y Radical Entertainment
Capítulo 2 – Al mejor postor.

Algún lugar de la Zona Verde, Isla de Manhattan
19:00 horas


Ese es perfecto – Pensó Alex al ver desde arriba a su nueva presa, un tipo con un uniforme de Blackwatch con un montón de papeles de información clasificada en un maletín que metía a su automóvil para conducirlas directo a casa; algo extraño, ya que ni Gentek, ni Blackwatch, ni ninguna otra empresa aliada o no permitirían que información de esa talla saliera de sus instalaciones o bases. – Seguro es un espía o algo así– dijo Alex mientras lo observaba y seguía desde arriba de los edificios cercanos- Mucho mejor, así será más fácil sacarle la información… De lo contrario, tendré que matarlo… Le daré una sorpresa.
Dicho esto continúo siguiéndolo hasta que llegaron a su "humilde hogar" ubicado en la zona verde de Nueva York; una mansión color marrón de unos 3 pisos, elegantes decorados por fuera de ella y en el jardín, con dos grandes fuentes de ángeles escupiendo agua hacia dentro de esta. Entonces del automóvil bajó y caminó rumbo a la puerta el hombre de aproximadamente 46 años, cuyo nombre según su identificación mostrada a los guardias era Daniel Spencer, un tipo alto, pelo rubio y ojos grisáceos. Al entrar a la casa, su esposa e hijos le esperaban.
- Te esperábamos Daniel –dijo con una sonrisa la mujer que era su esposa.
- Lo sé Anna –dijo él- También yo ya quería llegar para verlos –dicho esto abrazó a Anna – Aunque es una lástima que solo verlos, tengo que trabajar…
- ¿De nuevo traes cosas… prohibidas?
- Sí, tuve que traerlas para examinarlas bien… Hay cosas que no cuadran bien, creo que la Marina y los altos superiores de Blackwatch nos ocultan cosas sobre Gentek y sus experimentos... Y me intriga no poder saber por qué…
- Porque quizá no existe ese por qué… Son solo suposiciones tuyas Daniel, estas muy paranoico últimamente… Trabajas mucho, quizá deberías descansar…
- Quizá…
Daniel fue a su habitación a cambiarse de ropa y continuó su camino para ver a sus hijos, y luego de un rato de charlar y jugar con ellos, se fue directo a su estudio con los papeles bajo el brazo, pero al abrir la puerta se llevó una gran sorpresa: Había un hombre esperándolo.
- Buenas tardes –dijo Daniel sorprendido, nadie entraba sin permiso suyo a su estudio y mucho menos pasaba desapercibido, pues Anna no había dicho nada- ¿Qué se le ofrece?
- Sé que tienes información valiosa… -dijo el tipo- Pero no deberías... ¿Me equivoco?
- Rayos… -pensó Daniel - ¿Quién es este tipo?
Daniel dio unos pasos hacia a lado donde estaba un cajón cuyo interior guardaba una revolver, pero en ese mismo tiempo el otro hombre dio los mismos pasos pero hacia enfrente.
- ¿Quién es usted? –dijo Daniel intentando distinguir la cara del sujeto.
- La persona que menos quisiera ver… Y que menos le gustaría que supiera lo que usted hace sin autorización… Tiene suerte de que no vengo con intención de delatarlo… Hoy no.
- No me ha respondido…
- Usted tampoco.
- No recuerdo su pregunta.
- Pues que mal. –El tipo desconocido saca una pistola, no apunta pero mira amenazadoramente a Daniel.
- Si no va a matarme, y lo digo porque no lo ha hecho aún, ni va a delatarme… -dijo Daniel con tono dudoso- ¿Quién es y qué quiere de mí?
- Muy fácil, soy el Sargento James Heller, -dijo el hombre afroamericano, alto y calvo - y el único objetivo de mi visita es pedirle por favor, que deje de sacar información clasificada de las bases de Blackwatch y la Marina, con la que ya cuenta le solicito de la manera más atenta la queme así como sus investigaciones y supuestas conspiraciones, de lo contrario, tendré que obligarlo o matarlo.


Daniel se quedó sin palabras, todo era tan repentino, nunca se imagino que lo descubrieran y lo amenazaran tan sencillamente, tan extraño, era tan irreal, siempre supo que algún día seguro lo descubrían, pero no lo imagino así, un día normal, sin alertas, sin gente siguiéndolo… Todo fue tan instantáneo.
- Solo sé niño bueno y cumple. –Dijo Heller. Entonces salió por la ventana, miro a los lados y se fue tan misteriosamente como llegó.
Daniel aún estaba asustado, quería correr a contarle lo ocurrido a su esposa, pero sabía que ella le convencería de hacer lo que el sargento quería, pero eso no debía ser así, no debía de dejarse vencer así… Entonces, según lo formulado por su mente conspiradora: Estaba en lo cierto. De repente, sus pensamientos fueron interrumpidos por el ruido la caída de algunos de los libros cercanos a la ventana, lo que hizo que viera hacia ahí y notara algo que en un principio le había asustado pero ahora se tornaba molesto: Había otro hombre en su ventana.
- ¿Ahora qué quiere? –dijo con tono molesto – Si viene a amenazarme, déjeme decirle que su compañero calvo afroamericano acaba de irse y me informó del asunto.
- Lo miré –respondió el tipo aparentemente más joven que el que se acababa de ir- Pero déjame decirte que no tengo nada que ver con él, de hecho, no lo conozco…
- ¿Entonces?
- Vine a proponerte un trato diferente, mi nombre es Alex Mercer por cierto…
- ¿A-Alex Mercer? ¿El doctor más buscado, Alexander J. Mercer? Imposible… ¡Estás infectado! ¡Aléjate!
- ¿Tienes mucha información clasificada de tus líderes sobre el avance del virus y piensas que corres peligro al estar cerca de mí?
- No, en realidad no, solo quería comprobar que lo sabías y que eras el autentico Alex Mercer…
- Si claro… Bueno, entonces, aprovechando que sabes mucho… Te propongo un trato.
- ¿Cuál?
- Trabajemos juntos, necesito que me proporciones información.
- ¡No puedo! El sargento Heller me tiene amenazado y no dudaría entonces que toda la Marina y la Blackwatch me tuvieran bien vigilado.
- Pero ambos sabemos que tú no quieres eso, además, ¿qué ganas con hacer lo que te dicen?
- Yo gano mi vida. Pero, ¿qué gano contigo? Te doy la información para que seguramente destruyas la ciudad, un día nos descubren a ti o a mí, me eliminan, te eliminan… Y todo terminó, lo único que gano es una muerte más rápida y dejar sin padre a mis hijos y una esposa viuda.
- ¿De verdad piensas así? Si al descubrirte te quisieran eliminar, piensa bien, ya lo hicieron y sigues vivo, si me pudieran eliminar a mí, ya lo habrían hecho y no tendríamos esta conversación… -dijo Alex, y acto seguido se acercó a Daniel y lo vio a los ojos - Y si preguntas por mi paga, yo te doy seguridad, los demás van a creer que dejaste de extraer información sin permiso de las bases principales de las distintas organizaciones que investigas, yo me encargaría de que no se enteraran, y el que lo hiciera no llegaría a hablar…
Pero tú seguirías proporcionándome información. Claro, no debes traicionarme, porque entonces sí, tus hijos serán huérfanos.

Daniel se quedó pensativo, ese trato sonaba mejor, el seguiría con sus investigaciones y este tipo, Alex, se encargaría de hacer que nadie se enterará, y así garantizaría su vida, pero, ¿quién confiaría en el hombre que desato todo un caos en la ciudad? En verdad, no sabía qué decisión debía tomar.

- Como quieras –dijo Alex decepcionado- Es tu vida, pero como no creo encontrar a alguien como tú, te dejaré que pienses hasta mañana, pero te estaré vigilando de cerca, para que no vayas a hablar de lo ocurrido aquí, Daniel.

Daniel estaba sin palabras, así que solo asintió con la cabeza y se dejó caer en una silla, Alex lo miró y dio media vuelta y se alejó, sin voltear atrás.
¿Sería una persona de confianza? Esa pregunta aunque no lo pareciera, no solo se hacía Daniel a sí mismo, se la hacían ambos.

Pasado un minuto Alex estaba a punto de salir completamente de la mansión cuando se percató de que alguien desde la mansión le observaba, volteó y fue un alivio saber que no era el tal James Heller listo para delatarlo, pero tampoco era Daniel, sino un niño de al menos 8 años con aspecto normal, pero no por eso era un chico cualquiera, de hecho, era Jack Spencer, el hijo de Daniel quien tenía cara de haberlo observado todo. Mercer no debía perder tiempo, espero que Jack no hubiera escuchado nada y lo ignoró, de esta forma siguió su camino.
SEGUNDO CAPITULO!!!
Y dejenme decir que el unico con el que hasta yo me emocioné xD

La saga Prototype es propiedad de Activision
:iconfannyotonashi:
FannyOtonashi Featured By Owner Jul 29, 2011
si lo sé, lograste engañarme inclusive a mi, pero no volvera a suceder >: D .... haha no ps este capitulo te quedo muy bien, sigue asi..... a ver en que capitulo pones la boda de Dana y James hahahahaha noooo no es cierto, Danita se quedara con Cole Mcgrath :D
Reply
:iconyessakuradiva:
YesSakuraDiva Featured By Owner Jul 29, 2011  Hobbyist Digital Artist
Intentaré :)
ah bueno pues, pero dana se queda con ian
Reply
Add a Comment: